La vitalidad hace que aquello que realizamos tenga un resultado extraordinario, pues dentro de nosotr@s hay un ímpetu y energía especial y sobresaliente.

Uno de los mayores cambios de mi vida fue comenzar a tener vitalidad. Hasta el momento, vivía arrastrada por la energía «básica» que nos hace caminar, hablar y ejecutar nuestras acciones diarias, sin más. Me sentía cansada habitualmente y cada 2×3 estaba floja o enferma. Comía lo que la industria vendía para mantener la línea, sin prestarle demasiada importancia a aquellos nutrientes que mejorasen mi estado y elevasen mi espíritu.

A pesar de haber estudiado la carrera de Nutrición Humana, esta experiencia fue un descubrimiento totalmente ajeno a los estudios, pues no son cosas que se estudien en la Universidad.

Comencé a hacer pruebas en mí misma y a prestarle atención a lo que sentía, centrándome en escuchar a mi cuerpo físico. Me dejé llevar en gran parte por la intuición, pero también por el efecto producido tras aplicar determinados alimentos y nuevos hábitos a mi vida, lo cual era cada día más positivo. Todo ello me aportó una gran paz interior y sentimiento de gratitud, y ya nunca volví a aquel estado anterior.


Todo esto te lo cuento en mi nuevo Plan para Aumentar tu Vitalidad, un plan para sentirte conectad@ contigo mism@. Incluye una alimentación diseñada para aumentar tu vitalidad, recetas vitales paso a paso, pautas para seguir, cesta de la compra, y lo más importante, te doy las claves que transformaron mi vida. Estará disponible en la tienda el 2 de enero de 2019 (no te pierdas el sorteo que acabo de lanzar en mi cuenta de Instagram).

Si lo que buscas es una alimentación diseñada 100% a tu medida, de acuerdo a tus diferentes objetivos, patologías o preferencias alimentarias, entonces te interesa un Plan Nutricional.


Deja un comentario