Muesli de Chocolate

Cuando tenemos ansiedad nuestro cuerpo puede tender a buscar alimentos súper palatables  (esto significa alimentos muy dulces o muy salados, muy sabrosos e intensos, como los procesados) que nos ayuden a equilibrar nuestro malestar y tensión interna por la sensación tan placentera e inmediata que provocan. Algo que no debemos olvidar es que nuestro cuerpo busca el equilibrio siempre, incluso cuando pensamos que está jugando en nuestra contra.

 

Con el tiempo de repetir este comportamiento de sentirnos mal y utilizar comida basura hiperpalatable, nos damos cuenta de que esto, a pesar de todo, no nos funciona, sino que aumenta el malestar. Por eso te recomiendo que no te fijes en las cantidades de lo que comes en momentos ansiosos, sino que hagas el cambio en la calidad de los alimentos que utilices. Nuestros planes tienen como herramienta para estos casos una selección de recetas hechas exclusivamente para este tipo de momentos.

 

Hoy os comparto un ejemplo de muesli casero, una versión más saludable que la que encontramos en los supermercados. Las semillas de cáñamo puedes encontrarlas aquí.

 

Muesli de Chocolate
Raciones 3
Muesli de chocolate casero y de fácil preparación
Escribe tu opinión
Imprimir
Tiempo de preparación
10 min
Tiempo de cocinado
15 min
Tiempo total
25 min
Tiempo de preparación
10 min
Tiempo de cocinado
15 min
Tiempo total
25 min
Ingredientes
  1. • 100gr de copos de avena integral
  2. • 2 c.s de semillas de cáñamo enteras
  3. • 1 c.s de aceite de coco virgen extra
  4. • 1 c.s bien colmada de cacao puro desgrasado en polvo
  5. • 1c.s de estevia
  6. • 1 c.s de coco crudo rallado
  7. • 1c.c de tahini (he usado uno comprado de Estambul, que esta espectacular y es muy líquido, lo que facilita su uso en repostería)
Instrucciones
  1. Pon un cazo pequeño con agua, y sobre este, una ensaladera metálica para derretir el aceite de coco al baño maría.
  2. En una sartén pequeña, añade unas gotitas de aceite de coco y saltea los copos ligeramente
  3. Cuando el agua del cazo rompa a hervir añade el aceite de coco y al derretirse lo mezclas con el resto de ingredientes (los copos también) excepto el coco crudo y tahini.
  4. Mezcla rápido y bien para que todo se integre y apaga el fuego. Deja que se enfríe un poco, agrega el coco crudo y 1 c.c de tahini. Mezcla.
  5. Lleva a un bote de cristal esta mezcla y refrigera.
  6. Sácalo cuando vayas a comerlo y mezcla con yogur y fruta (recomiendo frutos rojos o 1/2 plátano)
Paula Nutrición y Coaching https://paulanutricionycoaching.com/

Deja un comentario