¡Hola! 

Hacía tiempo que no compartía una receta por aquí y hoy voy a hacerlo con una versión casera de cheesecake pero sin queso, sino utilizando una alternativa al queso de origen vegetal

Hace unos días fue el cumpleaños de mi padre y estuve buscando tartas para inspirarme. Tenía claro que sería de queso, pues son sus tartas favoritas. También que el queso elegido sería de 3Veggie, o el Original o el de Espirulina. Hace unos meses preparé una tarta con el queso de Espirulina que la verdad, estaba riquísima (puedes verla aquí) pero esta vez quería añadir fruta, porque es posible hacer tartas exquisitas con ingredientes tan saludables como lo es la fruta. Así que di unas vueltas por Instagram y las Livin like a Panda ¡me dieron la solución! Me inspiré en una de sus ricas tartas y cambié ingredientes para que supiera más a queso. El Original de 3Veggie tiene un aroma natural a queso que, junto con el suave sabor de los anacardos naturales fermentados,  da el pego total. Así que me decidí por él y aquí te dejo el resultado.

INGREDIENTES

(para 8 raciones, utilizando un molde de 19 cm de ancho x 6 cm de alto)

Para la base 

Para el relleno 

    • 1 “queso” vegano Original 250gr de 3Veggie (puedes conseguirlo aquí)
    • El zumo de 1/2 limón exprimido
    • 4 cucharadas de agave oscuro
    • La parte densa de una lata de leche de coco (meter en la nevera al menos 6 h horas antes para que se separe lo líquido de lo sólido)
    • 4 cucharadas de aceite de coco derretido
    • Pizca de sal
    • 2 cucharadas de levadura nutricional si tienes (opcional, pero todavía da más sabor a queso
    • 1 taza grande de arándanos congelados  + 5-6 fresones congelados,  frambuesas, moras…(elige lo que prefieras)

 

cheesecake vegana
cheesecake vegana

 

ELABORACIÓN

    • Picamos las almendras hasta hacerlas prácticamente harina (habrá trocitos más grandes también). Después troceamos los dátiles Medjoul, quitamos el hueso y los picamos junto con las almendras. Derretimos el aceite de coco al baño maría o en microondas y añadimos al vaso de la picadora  o batidora que tengas, junto con la pizca de sal rosa.
    • Llevamos esta mezcla a un molde pequeño redondo para tartas y aplastamos la base con ayuda de una cuchara. Trata de que quede una base uniforme y bien extendida. Lleva a la nevera durante 30- 45 minutos. 
    • Para el relleno troceamos el queso y lo llevamos a la batidora, junto con el limón, agave, la leche de coco solidificada, el aceite de coco derretido, la levadura nutricional y la sal. Bate bien hasta lograr una consistencia homogénea.
    • De esa mezcla resultante reserva para luego una parte (como ¼)  porque la mezclaremos con la fruta elegida y esto dará el color y sabor diferente a la última capa. En realidad puedes utilizar la fruta que más te guste, congelarla en trocitos y probar para la receta. Por ejemplo, con kiwi, fresas, piña, coco, etc. La parte blanca irá en medio, entre la base de «galleta» y la superficial.
    • Bate la fruta con la mezcla que has reservado y deja un par de fresones para laminar y poner de topping, así como arándanos u otras frutas elegidas.
    • Cubre la tarta con esta mezcla final y decora con trocitos de fruta. Lleva a la nevera mínimo 5h-6h antes de consumir. Puedes congelarla también en porciones.
Paula Nutrición y Coaching
Paula Nutrición y Coaching

 

Deja un comentario